¿Por qué PERSEO?

Perseo es una constelación que representa al semidios del mismo nombre. Historia completa en Wikipedia

Aquí dejamos una serie de episodios de la vida de perseo en los que nos vemos reflejados.

Nacimiento

Acrisio, rey de Argos, recibió un oráculo por el cual su nieto le mataría. Para evitarlo encerró a su hija para evitar que concebiera. Sin embargo, Zeus se transformó en lluvia dorada que caería desde el cielo para concebir a Perseo.

En las circunstancias económicas actuales es casi una locura iniciar un proyecto como el nuestro. Pese a ello, la ilusión y el trabajo han hecho que nos sobrepongamos a numerosas dificultades y Perseo Comunicación vea la luz.

Batalla con Medusa

Medusa era uno de los seres más peligrosos por su capacidad de dejar petrificado a quien la mirara a los ojos. Para poderla vencer Perseo recibió un zurrón para guardar la cabeza de parte de las ninfas, Hermes le regaló unas sandalias aladas, Athenea el escudo con espejo y Zeus una hoz y el casco de Hades.

Sentimos defraudarte si pensabas que sólo una persona es capaz de dominar todas las vertientes del marketing digital. Por eso la constelación de Perseo Comunicación está formada por estrellas especializadas en herramientas concretas, para que al poner todas en común podamos hacer frente a las necesidades de nuestos clientes.

Liberando a Andrómeda

Por un castigo de los dioses a Casiopea, la hija de ésta, Andrómeda, fue encadenada a una roca para que fuera devorada por un monstruo marino. Pero antes de que así ocurriera Perseo se encontró con ella y quedando prendado de su belleza decidió liberarla para lo cual tuvo que acabar con la vida del montruo.

Perseo Comunicación siente verdadera debilidad por las ONG’s y aquellas organizaciones que luchan por un mundo mejor, así como por aquellos que, como Andrómeda, sufren el castigo de las sociedad sin haber hecho nada para ello. Por eso, si tu proyecto cumple estas características, te invitamos a que lo compartas con nosotros, que quedemos enamorados de tus retos, y haremos lo que esté en nuestra mano por llevarlo a cabo.